Solicitar más información
Solicitar más información

En general uso de las ondas de choque en pacientes está contraindicado en los siguientes casos:

  • Tratamiento de tejidos llenos de aire (pulmón, intestino, tráquea), tratamiento cerebro o nervios (sistema nervioso central)
  • Tratamiento de tendones con roturas existentes o previas de grado II o III
  • Tratamiento de mujeres embarazadas
  • Tratamiento de pacientes menores de 18 años (excepto para la enfermedad de Osgood-Schlatter y espásticos con la observancia y advertencia del daño potencial a epífisis inmaduras)
  • Tratamiento de pacientes con trastornos de coagulación sanguínea sebera (incluida la trombosis local), tratamiento de pacientes que tomen anticoagulantes
  • Tratamiento de tejidos con tumores (cáncer)
  • Tratamiento de pacientes a los que se les haya administrado de forma local una inyección de cortisona en las últimas 6 semanas
  • Infecciones en el enfoque
  • Hipertensión arterial

Para la aplicación en urología hay que tener en cuenta las siguientes contraindicaciones:

  • Prostatitis bacteriana
  • Prótesis de pene
  • Hipogonadismo
  • Enfermedades neurológicas (p. ej. esclerosis múltiples, enfermedades cerebrales)
  • Enfermedades psíquicas (p. ej. depresión maniaca/crónica)
  • Abuso de alcohol/drogas

Para la aplicación en dermatología hay que tener en cuenta las siguientes contraindicaciones:

  • Lesiones infecciosas (grado B y D según Wagner-Armstrong)
  • Lesiones necróticas (grado 4 - 5 según Wagner-Armstrong)
  • Trombosis en la región tratada
  • Vasos sanguíneos grandes en la región tratada
  • Tejido cartilaginoso durante la fase de crecimiento

Efectos secundarios generales:

Los siguientes efectos secundarios remiten con cierta rapidez (tras 1 o 2 semanas).

Los posibles efectos secundarios asociados con este tratamiento incluyen:

  • Petequia
  • Irritación, enrojecimiento de la piel
  • Hematoma, edema
  • Inflamación y adormecimiento de la piel en la zona tratada
  • Dolor e incomodidad durante y después del tratamiento en el punto de aplicación (no es necesaria la anestesia)

Existe la posibilidad de una hermatospermia breve (esperma con sangre), hematuria (orina de color rojizo), prostatitis bacteriana aguda, infección urinaria, retención urinaria (debido a la posible hinchazón de la próstata) o aumento temporal del PAS (antígeno prostático específico).

Es preciso prestar atención y detectar precozmente los síntomas y signos iníciales por si se producen, y en su caso detener el tratamiento. Sólo si no se aplican las ondas de choque correctamente puede provocar:

  • Daño potencial al tejido pulmonar, intestinal, tráquea, oído, ojos.
  • Daño potencial a los tendones rotos,
  • Daño potencial a epífisis inmaduras,
  • Posible diseminación de tumores malignos,
  • Daño potencial al cartílago articular
  • Se podrían observar lesiones cutáneas si los pacientes fueron tratados previamente con cortisona durante un período de tiempo prolongado.
  • Parestesias e hipoestesia en la zona tratada y en áreas distales de dicha zona tratada.
  • Síndrome vasovagal: que cursa con mareo, sudoración fría, malestar general, náuseas, hipotensión y puede llegar a producirse un síncope, con pérdida de conciencia: hay que tenerlo en cuenta en las aplicaciones de alta energía y por ello se deben tener a m
  • Tinnitus y acúfenos y otros daños auditivos grabes por la incidencia de las ondas de choque en el oído. Queda completamente prohibido la aplicación de ondas de choque en el oído.
  • Daño ocular grabe por la incidencia de las ondas de choque en la cavidad del ojo. Queda completamente prohibido la aplicación de ondas de choque en las cavidades orbitarias de los ojos.

Antes de retomar el tratamiento, asegúrese de que hayan remitido todos los efectos secundarios.

El usuario responsable decidirá si conviene realizar el tratamiento previsto, teniendo en cuenta el estado general de salud del paciente. CORR MEDICAL S.L., distribuidor de productos de emisión de ondas de choque no se hace responsable de los daños directos e indirectos derivados del uso o la manipulación incorrecta de los productos distribuidos, especialmente por la no observación de las instrucciones de empleo o por una preparación y un mantenimiento inadecuados.

Antes de usar equipos de ondas de choque, por favor lea, comprenda y siga atentamente las recomendaciones del manual de instrucciones. La no observancia de estas instrucciones de funcionamiento podría tener como consecuencia lesiones para el paciente o el usuario, o daños al producto. Los productos solo pueden ser utilizados por personal cualificado para su uso previsto y para las aplicaciones descritas en el manual. Corr Medical entrega en la instalación y pone a la disposición de todos sus clientes de copias en formato papel y formato electrónico .pdf en lengua española de los manuales de manejo de todos los productos suministrados.