Solicitar más información
Solicitar más información

Síndrome subacromial del hombro

PROTOCOLO RADIAL

Valores del protocolo radial:

Presión: 2 bar

Impulsos: 2500

Frecuencia: 10-12

Aplicador: 15 mm

Sumatorio de dosis de densidad de flujo de energia total: 103 mJ/mm2

Número de sesiones: 3 (1 por semana)

Información médica
La expresión síndrome subacromial del hombro se suele utilizar como sinónimo de enfermedad del manguito rotador, tendinitis del manguito rotador y síndrome de pinzamiento del hombro.

Al igual que la tendinitis calcificante del hombro también puede provocar dolores en el hombro, el síndrome subacromial puede incluir además una tendinitis calcificante del hombro. En ocasiones, la expresión "tendinitis del manguito rotador" se confunde con la bursitis del hombro, pero ambos términos se refieren a la inflamación de un área en particular de la articulación del hombro (es decir, el espacio subacromial) que causa un conjunto frecuente de síntomas y que se denomina síndrome de pinzamiento del hombro (SIS). El término SIS es descriptivo, y se refiere a pellizcos en los tendones y la bursa del manguito rotador entre los huesos (es decir, en el espacio subacromial). En la mayoría de los casos graves, el SIS consiste en una combinación de la inflamación de los tendones del manguito rotador (tendinitis) y la inflamación de la bolsa sinovial que rodea dichos tendones (bursitis). En muchos casos de SIS, el espacio subacromial se reduce, debido a que los huesos adquieren una forma distinta a los de una persona sana con la que se compare.

La enfermedad suele estar causada por una lesión inicial, que desencadena el proceso inflamatorio. Esto puede causar un engrosamiento de los tendones o de la bolsa, que ocupan más espacio y que pellizcan estas estructuras aún más, lo que aumenta todavía más la inflamación. En consecuencia, el problema puede exacerbarse a sí mismo, y derivar en un círculo vicioso de inflamación, engrosamiento de los tendones y las bolsas, el pinzamiento de estas estructuras, más inflamación, y así sucesivamente.

Esta enfermedad se diagnostica por sus síntomas clínicos. El diagnóstico por imagen se debería utilizar para descartar otras causas de dolor de hombro, o para confirmar el diagnóstico de SIS, en caso de duda.

El SIS es la forma más habitual de dolor en el hombro, y las acciones repetitivas o que obligan a levantar los brazos por encima del hombro en el trabajo o en la práctica del deporte (entre otros, la natación, los lanzamientos, el tenis, el levantamiento de pesas, el golf, el voleibol y la gimnasia) representan los principales factores de riesgo para la aparición del SIS. A mayor edad, más predisposición existe hacia la enfermedad. 

En cuanto a la terapia, se distinguen tres etapas distintas en el SIS:

  • Fase 1 (inflamación aguda, edema y hemorragia en el manguito rotador): debe tratarse con medidas conservadoras, como reposo, aplicación de hielo, fisioterapia y fármacos antiinflamatorios no esteroideos; 
  • Fase 2 (prolongación de la Fase 1, con el avance de la fibrosis y la tendinitis del tendón del manguito rotador): se palía con un tratamiento conservador, terapia de ondas de choque radiales (rESWT®), o con cirugía, si el tratamiento conservador y la rESWT® fallan; 
  • Fase 3 (rotura mecánica del tendón del manguito rotador y/o cambios en el arco coracoacromial con osteofitos a lo largo del acromion anterior): el único remedio posible es la cirugía.


 

 

Estudios

Engebretsen K, Grotle M, Bautz-Holter E, et al. Radial extracorporeal shock wave treatment compared with supervised exercises in patients with subacromial pain syndrome: a single blind randomised study. Brit Med J 2009; 339:b3360. Consultar estudio.

PROTOCOLO FOCAL

Valores del protocolo focal:

Profundidad penetración: 20 mm

Densidad de flujo de energía total por emisión de onda de choque: 0,138-0,22 mJ/mm²

Nº de sesiones: 3 sesiones (1 por semana)

Frecuencia (Hz): 8 Hz

Impulsos: 2000-2500